Logo Centro de Recordación de los Héroes Polacos
Centro de Recordación de los Héroes Polacos
Inicio
Historia de las Relaciones Judeo Polacas Misión
Búsquedas
Héroes Polacos
Artículos
Prensa
Newsletters
Actividades
Arte y Cultura
Polonia
Educación
Agenda
Enlaces
Forum

Artículos

La Vida y Obra de Karol Wojtyla. Nota biográfica (1920 - 1978)

Extracto de la conferencia presentada con ocasión de la celebración del 5to. Congreso Virtual de Psiquiatría - Interpsiquis 2004 (1-28 febrero) en la categoría de psiquiatría social, y con el título : "Persona y Sociedad : un diálogo sobre ética cristiana en el mundo de hoy", de los autores de la Fundación Psicología y Cristianismo : José María Amenós, Javier Mandingorra y Julián Castellanos.

¨... estas breves líneas han sido dedicadas a Karol Józef Wojtyla, que desde su niñez labró una vida de entrega por los demás, y que a pesar de perder a su familia a una pronta edad, nos ha convertido a todos nosotros en sus hijos y hermanos en Cristo ...¨.

Una vida de entrega por los demás.

Nacido el 18 de mayo de 1920 en la población de Wadowice, una pequeña ciudad a 50 kms. de Cracovia, al sur de Polonia, recientemente terminada la Iª Guerra Mundial y proclamado su pais como independiente en el Tratado de Paz de Versalles (28 de julio de 1919), que resurgirá después de 123 años de estar repartido entre las naciones de Rusia, Prusia y Austria.

1. La escuela secundaria de Wadowice y la Universidad Jagellonica de Cracovia.
Karol Wojtyla fue bautizado por el P. Franciszek Zak, el 20 de junio de 1920, a los 9 años hizo la Primera Comunión, y en 1938 recibió la Confirmación, empezará a cursar sus estudios el 15 de septiembre de 1926 en la escuela de Marcin Wadowita en su pueblo natal de Wadowice (con residencia en la hoy vía Koscielna, 7, int. 4), su profesor de religión Edward Zacher, será quien cultivará su interés por la astronomía, y terminado el bachillerato ya habrá adquirido un dominio asombroso de los clásicos latinos y griegos. En 1938, frecuenta el círculo teatral (¨Studio 38¨) de Tadeusz Kudlinski, y se matricula en la Universidad Jagellonica de Cracovia en filología polaca, y aunque vivía en la más extrema pobreza pudo matricularse, debido a sus excelentes calificaciones.
La temprana pérdida de sus familiares más queridos, el 13 de abril de 1929 fallece su madre de origen lituano Emilia Kaczorowska, al dar a luz a su hermana que murió antes de nacer, el 5 de diciembre de 1932, a los 12 años la repentina pérdida de su hermano médico, Edmund Wojtyla, a causa de una epidemia de escarlatina que contrajo cuidando a los enfermos, su traslado a Via Tyniecka, 10 (Cracovia) a mediados de 1938, y el 18 de febrero de 1941, el fallecimiento de su padre Karol Wojtyla, sub-oficial retirado del ejército austro-húngaro y profundamente religioso, por un ataque al corazón, ante quien pasó una noche de rodillas rezando, y de quien dice según su propio testimonio que recibió la mejor formación: "Bastaba su ejemplo para inculcar disciplina y sentido del deber. Era una persona excepcional". Estos serán los acontecimientos que marcarán su vida posterior, y también la llegada de la ocupación nazi de su país que en 1939 cerraron la Universidad.
Desde siempre albergará la esperanza de pertenecer a los carmelitas descalzos, orden en la que ingresará en su rama femenina, la judía católica, mártir y santa, Edith Stein. A los 19 años, y sobre sus compañeros y catequista, Jan Tyranowski, un sastre de Cracovia, que les inicia en la tradición carmelitana de San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Ávila, el mismo Karol Wojtyla nos dice: no sabíamos por qué era tan atrayente. Sus palabras no eran originales, pero nos tocaban. Su vida interior daba peso a sus palabras, explicaba cada uno de sus comportamientos, atraía a pesar de todas sus reservas y resistencias.

2. El Seminario clandestino en la residencia del Arzobispo Metropolitano.
El 1 de septiembre de 1939, las fuerzas alemanas entran en Polonia, y aviones nazis llevan a cabo los bombardeos de Cracovia, cinco días después, era tomada. A las pocas semanas, el mando del IIIer. Reich impuso trabajo forzoso a toda la población judía de más de 12 años, que posteriormente se convertirá en la deportación de tres millones de judíos, entre ellos, Karol Wojtyla tenía amigos y compañeros de colegio, que siempre estarán en la memoria de quienes vivieron esos acontecimientos, poniendo en riesgo su propia vida, salvaría la vida de muchos judíos. La Iglesia católica sufre persecución por el nazismo, muchas iglesias de Polonia son cerradas, sacerdotes, monjes y religiosas son deportados, más de tres mil no sobrevivirán.

a) Las canteras de Zakrzówek y en la fábrica de la Cía. Solvay.
Karol Wojtyla forzado por la situación política que atraviesa su patria ocupada por los alemanes, el desempleo, la persecución religiosa y cultural, la Catedral y la Universidad cerradas, las deportaciones, ... deberá continuar su formación de forma clandestina en una Universidad organizada por él y un grupo de jóvenes, en la misma ciudad de Cracovia, donde estudiará filosofía, idiomas y literatura, ... donde las clases serán mayormente individualizadas por temor a ser descubiertos.
Durante este periodo de tiempo para ganarse la vida y evitar la deportación a Alemania, se verá obligado a combinar sus estudios secretos de Teología con el trabajo manual en una cantera y en una fábrica de productos químicos siempre al amparo de sus compañeros de fatigas, porque ser detenido como seminarista secreto significaba la muerte en un campo de concentración. El 1 de noviembre de 1940, Karol Wojtyla empieza a trabajar en las canteras de Zakrzówek y en la fábrica de la Cía. Solvay.
En la cantera se arrancaban grandes bloques de piedra caliza por medio de cargas explosivas y se trasladaban por ferrocarril de vía estrecha hasta una planta situada en el distrito industrial de Borek Falecki, él tendía raíles y hacía de guardafrenos, colocaba los explosivos y las mechas en la roca, las raciones de alimento que recibía de los alemanes es porque las suministraban a los obreros que hacían trabajos más duros, y el invierno era de una dureza extrema, con grandes nevadas y temperaturas bajo cero. Perdía peso rápidamente y sentía frío en los huesos y agotamiento constante, solo una vez al día y en grupos, los alemanes permitían que los obreros pasaran quince minutos dentro de una barraca en la que había una estufa de hierro, donde comían su almuerzo.
A primeros de agosto de 1941 es acogido en casa de la familia Mieczyslaw Kotlarczyk, y en la primavera de 1942 es trasladado de la cantera a la fábrica principal, una de sus tareas hasta mediados de 1944, fue acarrear a mano cubos de madera llenos de jalbegue de los hornos, empleando 2 horas en ir y otras tantas en volver, a veces hacía turno doble y de noche para ahorrarse esos largos viajes de ida y vuelta, y poder dedicarse a estudiar.
Stefania Koscielniakowa, que trabajaba en la cocina de la planta, recuerda que su supervisor señaló en una ocasión a Karol Wojtyla y le dijo: este chico reza a Dios, es un chico culto, tiene mucho talento, escribe poesía...; no tiene madre, ni padre...; es muy pobre..., dale una rebanada de pan más grande porque lo que le damos aquí es lo único que come. Iba todos los días al salir de trabajar de la cantera, para rezar ante la tumba de su padre. Karol Wojtyla se levantaba al amanecer para ir a misa a las seis y media, a veces después de salir del turno noche, luego volvía a la fábrica Solvay, donde pasaba el resto del día, visitaba el cementerio y volvía a casa para hacer los deberes del seminario.
Después de la muerte de mi padre dirá el Santo Padre en diálogo con André Frossard : ... poco a poco fui tomando conciencia de mi verdadero camino. Yo trabajaba en la fábrica y, en la medida en que lo permitía el terror de la ocupación, cultivaba mi afición a las letras y al arte dramático. Mi vocación sacerdotal tomó cuerpo en medio de todo esto, como un hecho interior de una transparencia indiscutible y absoluta. Al año siguiente, en otoño, sabía ya que había sido llamado. Veía claramente qué era lo que debía abandonar y el objetivo que debía alcanzar "sin una mirada atrás".
En 1942, ingresará en la Universidad Jagellonica, en el Departamento de Teología, época en la que vivirá oculto, el hecho de su ingreso al seminario - que se había establecido clandestinamente en el Palacio del Arzobispo Metropolitano, futuro Cardenal Adam Stefan Sapieha - debía quedar en la más absoluta reserva, por lo que no dejó de trabajar como obrero en Solvay. Estuvo en esta situación hasta el 18 de enero de 1945, fecha en que los alemanes abandonaron la ciudad.
El 29 de febrero de 1944, Karol Wojtyla sufrió un grave accidente, un camión del ejército alemán le golpeó al pasar, quedó tendido en el suelo con una fuerte conmoción cerebral, estuvo nueve horas inconsciente, hasta el 12 de marzo en el hospital, y varias semanas de convalecencia. A primeros de agosto estalló el levantamiento en Varsovia, momento en que interrumpe su contacto con la Cía. Solvay y desemboca en el ¨domingo negro¨ de Cracovia, el mando alemán hizo una redada en la ciudad, irrumpieron en la residencia de Karol Wojtyla, y permaneciendo arrodillado y rezando en silencio, los soldados no lo encontraron.

b) La Unia y el Teatro Rapsódico.
En esta época de grandes dificultades para él y toda Europa, y ante la desintegración moral y social que experimenta su nación, decidirá prestar juramento en el movimiento polaco de resistencia de la ¨Unia¨, que en sus orígenes principalmente se constituirá para proteger a los judíos de la diáspora perseguidos por el IIIer. Reich, pero que acabará desarrollando actividades clandestinas contra el régimen fascista. En este momento, seguirá ayudando a familias judías para que puedan escapar de la persecución del régimen nacionalsocialista y se integrará en la rama política de la ¨Unia¨ como miembro no combatiente, y en su vertiente cultural se convertirá en el máximo responsable del grupo teatral en la clandestinidad que tomará el nombre de ¨Teatro Rapsódico¨ y que por medio de sus representaciones y obras teatrales conseguirá el objetivo de exaltar los valores nacionales y tradicionales entre sus compatriotas.
En un episodio poco conocido sobre su vida, Karol Wojtyla fue salvado del fusilamiento y la deportación a Siberia ordenada por Stalin, la disposición sobre los oficiales, maestros y seminaristas recién ocupada Polonia, el mayor Vasilyi Sirotenko, no podía fusilarlo porque era demasiado útil, sabía idiomas y conocía la ciudad, y por exigencias relativas a las operaciones militares que tenían lugar en Cracovia, Karol Wojtyla y los demás no deberían ser deportados, y los seminaristas de la cantera Solvay estaban los primeros de la lista.
Otras revelaciones las encontramos en Edith Zirer, una judía que siendo niña estuvo en un campo de exterminio nazi. Edith Zirer, una judía israelí, revela cómo fue socorrida por Karol Wojtyla al final del holocausto nazi: ¨Me acuerdo perfectamente. Me encontraba allí, era una niña de trece años, sola, enferma, débil. Había pasado tres años en un campo de concentración alemán, a punto de morir. Y Karol Wojtyla me salvó la vida, como un ángel, como un sueño venido del cielo: me dio de beber y de comer y después me llevó en sus espaldas unos cuatro kilómetros, en la nieve, antes de tomar el tren hacia la salvación¨. El 28 de enero de 1945 los soldados rusos liberaron el campo de concentración de Hassak, donde había estado encerrada trabajando en una fábrica de municiones, explica Edith.

3. El Sacerdote. La Metafísica de la Persona.
Posteriormente, recién terminada la IIª Gerra Mundial, continuó sus estudios en el Seminario Mayor de Cracovia, nuevamente abierto, y en la Facultad de Teología de la Universidad Jagellonica, hasta su ordenación sacerdotal en la capilla privada del Arzobispo Metropolitano Adam Sapieha, con tan solo 26 años, el 1 de Noviembre de 1946, fiesta de todos los Santos, celebró al día siguiente su primera Misa en la Cripta de San Leonardo en la Catedral de Wavel, y desde los primeros tiempos ejercerá su sacerdocio y labor pastoral en la misma ciudad de Cracovia. Seguidamente, fue enviado a Roma, bajo la dirección del dominico francés Garrigou-Lagrange.

a) La teología mística.
En aquel período aprovechó sus vacaciones para ejercer el ministerio pastoral entre los emigrantes polacos de Francia, Bélgica y Holanda. Y con tan solo 28 años ya obtendrá su primer doctorado que versará sobre teología mística y se centrará en la Doctrina de fe de un gran místico español: San Juan de la Cruz, desde la perspectiva de Santo Tomás de Aquino. El reverendo doctor Karol Wojtyla, al poco tiempo de obtener su licenciatura en Teología por la Universidad Pontificia ¨Angelicum¨ de Roma (3 julio 1947), el 19 de junio de 1948 concluyó su doctorado, también con las mayores notas posibles, aunque no pudo recibir entonces el título de doctor por carecer de recursos necesarios para imprimir su tesis. Así pues, como discípulo de la orden de los hermanos predicadores dominicos, que seguirán las enseñanzas de Aristóteles, que no en vano es el primer filósofo clásico que dedicará un Tratado a la Psicología, y de Santo Tomás de Aquino, monje dominico italiano y filósofo escolástico del siglo XIII que llevará el nombre de ¨Doctor Angelicus¨, y fieles a la doctrina de San Agustín, que recibirá el título de ¨Defensor Civitatis¨ y basará sus tesis en las obras de Platón, serán quienes ejercerán una mayor influencia sobre su pensamiento, convirtiéndose de este modo en un gran conocedor tanto de las concepciones platónicas y agustinianas, así como de las aristotélicas y tomistas que encierra la Iglesia a lo largo de su historia.

b) La fenomenología y ética cristiana.
Pero una vez más y a causa de la instauración del nuevo régimen comunista y la KGB, todo desembocará en una situación que resultará nuevamente muy difícil para su vida, Polonia y los otros países del Este europeo. De vuelta a Polonia, se convierte en el Vicario de Niegowic, y posteriormente es trasladado a la Parroquia de San Florián prestando servicios como capellán en la Universidad de Cracovia, cuando reanudó sus estudios filosóficos y se dedicará a la enseñanza de la ética cristiana en los seminarios teológicos más importantes de Polonia, donde acentuará su caridad intelectual y creciente interés por la fenomenología. Por esta razón, a los 33 años obtendrá un nuevo doctorado en la Universidad Jagellonica, que fue la última mención académica que impartió esta Universidad, y que consiguió gracias a su tesis doctoral centrada en esta ocasión en la ¨Valoración de la posibilidad de fundar una ética católica sobre la base del sistema ético de Max Scheler¨ (3 diciembre 1953), discípulo del padre de la fenomenología, Edmund Husserl, y de quien había sido su asistente personal, Edith Stein.

c) El tomismo lublinense.
Finalmente, después de ser profesor de Teología Moral y Ética Social en el seminario mayor de Cracovia y en la facultad de Teología de la única Universidad Católica autorizada por el gobierno comunista, la de Lublin (KUL), llegará a obtener la Presidencia de su Instituto de Ética en 1956, donde ejercerá su Cátedra con una gran actividad investigadora y labor docente, convirtiéndose en uno de los intelectuales más reconocidos de la época, y siendo especialmente conocido en este periodo en la vertiente del ¨tomismo lublinense¨.

4. El Obispo y Cardenal.
Karol Wojtyla con tan solo 38 años de edad, el 4 de julio de 1958, será nombrado por Pío XII obispo auxiliar del Administrador Apostólico de Cracovia, Monseñor Eugeniusz Baziak, siendo el miembro más joven del Episcopado polaco, recibió la ordenación episcopal el 28 de septiembre de 1958 en la Catedral del Wawel (Cracovia), de manos del mismo Arzobispo Eugeniusz Baziak. En 1960 escribió su ¨Amor y Responsabilidad¨, excelente trabajo de ética sexual.

a) El Concilio Vaticano II.
Vicario capitular de Cracovia, designado el 16 de julio de 1962 participó como ponente eminente en las arduas y extensas sesiones del Concilio Vaticano II (1962-65), siendo elegido para formar parte de tres comisiones: Sacramentos y Culto Divino, Clero y Educación Católica, y especialmente encomendado para la redacción en la comisiones responsables de la Constitución Dogmática ¨Lumen Gentium¨, y Conciliar ¨Gaudium et Spes¨.

b) La Ostpolitik.
Muy pronto, el 13 de enero de 1964 fue nombrado Arzobispo Metropolitano de Cracovia por Pablo VI, y a sus 47 años, el 28 de junio de 1967 le impondrá el capelo cardenalicio, ejerciendo siempre su apostolado por los pobres y más necesitados en esta su ciudad, y durante la dominación comunista, llegando incluso en contra de la voluntad de las autoridades, a inaugurar una iglesia en Nowa Huta. Fue entonces que la Sede Apostólica puso en marcha su conocida Ostpolitik, el Cardenal Karol Józef Wojtyla asumiría un importante papel de diálogo entre la Iglesia y el Estado en defensa de la dignidad y derechos de toda persona humana, así como la defensa del derecho de los fieles a profesar libremente su fe.

c) Los Sínodos de Obispos y el Secretariado de la Santa Sede.
El Cardenal Wojtyla tomó parte en todas las asambleas del Sínodo de los Obispos. Participó en la Iª Asamblea Ordinaria del Sínodo Mundial de los Obispos en la ciudad del Vaticano del 29 de septiembre al 29 de octubre de 1967. Autor en 1969 de ¨Persona y Acto¨, trabajo en que analiza la decisión humana como la principal fuente de la responsabilidad moral del hombre. Participó en la IIª Asamblea Ordinaria del Sínodo Mundial de los Obispos en la ciudad del Vaticano del 30 de septiembre al 6 de noviembre de 1971; como relator en la IIIª Asamblea Ordinaria del Sínodo Mundial de los Obispos en la ciudad del Vaticano del 27 de septiembre al 26 de octubre de 1974. En 1976, dirige los ejercicios espirituales para Su Santidad Pablo VI y para la Curia vaticana. Participa en la IVª Asamblea Ordinaria del Sínodo Mundial de los Obispos en la ciudad del Vaticano del 30 de septiembre al 29 de octubre de 1977. Miembro del Secretariado General de la Santa Sede entre 1977 y 1978, llegando a ser la personalidad más importante del episcopado polaco después del muy respetable y venerable anciano Cardenal Stefan Wyszynski de Varsovia.

5. El Sumo Pontífice.
El 16 de octubre de 1978, Karol Wojtyla será elegido por el cónclave Vaticano como el 264º Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, y escogerá el nombre de S.S. el Papa Juan Pablo II, dando continuidad al Pontificado de su antecesor Juan Pablo I, y de cuyo fallecimiento muy poco después de su elección como Papa había dejado consternados a católicos del mundo entero.
Con 11 doctorados “honoris causa”en su haber, y recientemente celebrado el XXV Aniversario de su Pontificado, en el transcurso de toda su vida, siempre ha mostrado una gran devoción por San Estanislao del siglo XI y Santa Eudivigis de finales del siglo XIV, siente un gran vínculo personal por el Cardenal Stanislaw Hozjusz de Warmia, teólogo polaco de la ¨Edad de Oro¨ del siglo XVI, y también una gran veneración por la ¨Virgen Negra¨, proclamada reina de la corona polaca desde mediados del siglo XVII, y que se encuentra en el monasterio paulino que se alza en la cima de Jasna gora, entre Varsovia y Cracovia, en la población de la que recibe el mismo nombre “Nuestra Señora de Czestochowa”. La imagen de la virgen es un icono de estilo bizantino, que la tradición más antigua afirma que fue pintado por el propio evangelista San Lucas sobre una tabla de madera que fue la misma mesa que utilizaría la Sagrada Familia en su pueblo de Nazareth.

Más información sobre la Fundacion Psicología y Cristianismo en:
FPC Producciones y Ediciones.
www.psicologos.tk

News del Centro Instantáneas de un genocidioBoletines Culturales de la Embajada de PoloniaNews del Centro

Po polsku English